20 noviembre, 2011

Karina

Todos sentimos el anhelo de lo salvaje. Y este anhelo tiene muy pocos antídotos culturalmente aceptados.
Nos ha enseñado a avergonzarnos de este deseo. Nos hemos dejado  el cabello largo y con  él ocultamos nuestros sentimientos. Pero la sombra de la Mujer Salvaje acecha todavía a nuestra espalda de día y de noche.
Donde quiera que estemos , la sombra que trota detrás de nosotros tiene sin duda cuatro patas.


           DOCTORA CLARISSA PINKOLA ESTÉS
                     Cheyenne, Wyoming


 Para nuestro querida Karina Zothner, que vive en Tarifa rodeada de amor y dando amor . También vive en nuestros corazones. Os dejo una dirección de internet donde podreís saber en qué ocupa su tiempo.
http://laventannazul.wordpress.com/



No hay comentarios: