08 julio, 2012

Adios Santa Illa

De vez en cuando aún nos vemos unos pocos exSanta Illa y hacemos unas risas.
Personalmente me resulta regenerador. Cargo las pilas unos días y  me dura el buen humor al menos una semana.
Y es que las risas del recuerdo son las mejores. Porque del pasado, fundamentalmente, recordamos lo bueno.
Y yo no me canso de recordar y redisfrutar con los momentos que vivimos.
Si, también hablamos del presente,  muy poco del futuro, que éste ya lo escribiremos cuando lo vivamos.

Ahora que el Santa Illa ha cerrado, todos seremos exalumnos del Santa Illa.
No habrá más nuevos alumnos.
A partir de ahora hablaremos siempre en pasado y no habrá más presente o futuro para el Santa Illa.
Una pena